Aprender inglés como segundo idioma ofrece múltiples ventajas en lo personal, laboral y social. De eso no hay duda. El inconveniente se presenta a la hora de elegir el mejor método de estudio. En las clases de inglés Valencia te ofrecemos la posibilidad de hacerlo en equipo. Las sesiones son muy interactivas y podrás encontrar gente con niveles y objetivos similares, con lo cual se agiliza el proceso de aprendizaje.

Está claro que en las clases individuales el profesor fija toda su atención en el alumno, y en el desarrollo de sus capacidades. Además, los errores pueden ser corregidos sin «daños a terceros». No obstante, aprender inglés en grupo, con la ayuda de una profesora de inglés titulada, tiene también sus ventajas.

Ventajas de estudiar inglés en grupo

Cuando se estudia inglés en grupo los participantes se ayudan mutuamente para crecer en su camino de aprendizaje. Corrigen fallas, comparten trucos para recordar una frase nueva, y aplican nuevas formas de aprender y acercarse al objetivo. Como si fuera poco, aplican juntos el conocimiento y entablan relaciones de amistad. En nuestras clases de inglés para grupos en Valencia puedes aprovechar esas y otras bondades:

  1. Dinamismo. Estudiar inglés en grupo requiere disciplina, pero también sugiere dinamismo. En grupos de dos tres o cuatro personas pueden desarrollarse diversas técnicas y temáticas. La práctica del idioma es continua y rápidamente se hace fluida. No hay cabida para la monotonía, si para lo ligero, ameno e inclusive divertido.
  2. Fluidez. Aprender un segundo idioma puede resultar difícil, en especial para los adultos, su cerebro se encuentra adaptado a otras estructuras lingüísticas. Pero mitos y miedos desaparecen cuando se reciben clases en grupo y se hacen tan comunes las frases estructuradas como las expresiones coloquiales. Los alumnos participan, interactúan y a partir del ejemplo mejoran su vocabulario, pronunciación o competencia lingüística.
  3. Compañerismo. Al aula se va fundamental a aprender y en las clases en grupos la ventaja es que todos -alumnos y profesores- forman parte del proceso de enseñanza. El inglés es un idioma que requiere de práctica, del feedback, la comunicación efectiva, el intercambio de experiencias y recursos. Este desarrollo de habilidades es factible en grupo, se evidencia en las clases y en ocasiones se extiende a otros medios, como las redes sociales.
  4. Motivación. Más allá de la realidad personal o profesional de cada participante, todos en el grupo comparten un objetivo: Aprender inglés. Lo ideal es que sea de la forma más dinámica y fluida, sin presiones. Igual observar el contexto en el que otros se desenvuelven puede servir de estímulo y apoyo en la carrera. No siempre se mantiene en el curso la motivación inicial, pero los compañeros pueden ser el bastón para reeditarse.

Estudiar inglés en grupo permite además el aprendizaje personalizado. La guía de profesionales hace posible que aún en medio de la diversidad se desarrollen procesos de autoevaluación. También incentiva el aprendizaje autodidacta.  No pierdas la oportunidad de aprender inglés en grupo, y con los mejores. ¡Te esperamos!