Especialistas en psicopedagogía infantil coinciden en que los juegos y la recreación favorecen la educación en los niños. Las partes del cuerpo, la historia o los números son más sencillos de memorizar si se estudian de forma lúdica. La música, por ejemplo, suele ser de su agrado. Por qué no aprovecharla para aprender inglés cantando.

Existen infinidad de temas divertidos con los que pueden afinar su oído, practicar la pronunciación y nutrir su vocabulario. Sólo hay que motivarles y escoger los más adecuados para emprender esta jocosa tarea. Asegúrate de elegir letras repetitivas para que se les queden grabadas, y así puedan interpretarlas cuantas veces quieran. 

Una canción que funciona muy bien es “Head, shoulders, knees and toes”. Con ella aprenderá a identificar las partes de su cuerpo con mucha rapidez. Claro, tampoco debes presionarle demasiado. La idea es que disfrute. Tómate tu tiempo para buscar el vídeo en YouTube, véanlo juntos, únete al baile y verás que bien les va.

Aprender inglés cantando

Otra opción muy entretenida es «Apples and bananas». Sin duda las frutas son muy ricas y seguro que forman parte de su alimentación diaria. Con esta canción, que tiene un lindo vídeo y un ritmo pegajoso, no olvidará cómo decir en inglés plátanos y manzanas. La pieza es adecuada para los más chiquitines, pues quedarán maravillados con los monstruos adorables que cantan y danzan en el vídeo.

«Five little ducks» es una pieza ideal para familiarizarse con los números. Con ella contarán del 1 al 5 en inglés, sin mayores problemas. ¿El método? Enumerar los hijos de mamá pata. Muchos patitos amarillos con su particular sonido animan el tema, sencillo y facilísimo de aprender. Seguro que no dejarás de escuchar a tus peques cantando: “Five little ducks went out one day, over the hill and far away…”.

Y si notas que los animales son su debilidad, “Old Mc Donald had a farm” ya es un clásico para aprenderse los nombres de los animales de la granja. En las plataformas digitales hay varias versiones, incluso con vídeos en 3D. Los chicos se quedan hipnotizados con el popular tema y gozan escuchando las vocalizaciones del cerdo, el pato o el caballo. ¡Mira que en inglés suenan distinto!

Si tu hijo ya está más grandecito y domina algo de vocabulario anglo, puedes utilizar el tema “Hickory Dickory Dock”. La letra tiene muchas más palabras y el ritmo es rápido. El vídeo trata sobre las aventuras de un ratón en casa, que le ayudará a decir la hora en inglés. Anímate. Con esta estrategia y nuestras clases de inglés para niños en Valencia, conseguirás los mejores resultados.