Ellos también lo necesitan. Aprender inglés con los hijos puede ser divertido

Trucos para aprender inglés con los niños

Mientras más temprano se familiaricen con un nuevo idioma, mejor. Diversos estudios señalan las ventajas de aprender inglés desde niños. Sin embargo, muchos padres se conforman con lo establecido en las escuelas de educación básica. Y no es suficiente.

A menudo los peques ven el inglés como una obligación escolar, y no se interesan en estudiarlo como se debe. Pero los papás pueden cambiar esa perspectiva y reforzar los conocimientos desde la comodidad del hogar. No tiene que ser aburrido. Aprender inglés con los hijos puede ser muy divertido y estimulante si se crean hábitos y actividades pensadas en el disfrute.

Lo primero que se debe tomar en cuenta, es que resulta contraproducente obligar a los peques a hablar inglés. Las acciones que se emprendan para su enseñanza deben fluir de forma natural, y hacerse rutinarias. Por ejemplo, para habituarles el oído se pueden incorporar al lenguaje común algunas frases cortas en inglés. “Come here” (ven acá), “You are the best” (eres el mejor), “I love you” (te amo) o “It is time to sleep” (es hora de dormir), podrían ser algunas. ¿Necesitas apoyo? En las clases de inglés en Valencia estamos para ayudarte.

Cantos y repeticiones para aprender inglés

Durante la infancia los padres enseñan a sus hijos costumbres que deben poner en práctica a diario. Cepillar sus dientes, lavarse las manos antes de comer, ordenar los juguetes al terminar de usarlos o colaborar con algunos quehaceres del hogar. Idear una canción en inglés o buscar temas relacionados a esas prácticas es una forma divertida de aprender inglés, a la vez que se cumplen las tareas. Cantarlas a diario mientras ellos las repiten y marcan con sus palmas, es genial.

La música, sin duda, es un recurso mágico para romper el hielo y aprender nuevos idiomas. Para que surta efecto en los niños, hay que escoger canciones que les resulten atractivas, con letras repetitivas y sencillas. Busca en Internet temas con vídeos de dibujos animados, dinosaurios o algún otro tema que a ellos les agrade.

Si los chicos ya saben leer, otra forma estupenda de aprender el idioma, es mirar programas de televisión o películas en inglés, con subtítulos en español. Igualmente, es buen momento para cultivar el amor a la lectura. Busca cuentos tradicionales en su versión anglo y lean juntos. Tengan a mano un diccionario para despejar dudas.

Juegos en inglés

Las tarjetas de juegos de memoria son fabulosas para activar el cerebro de los peques. No necesitas ser experta para enseñarles con este método. Estas tarjetas vienen acompañadas de dibujos que describen las palabras. Tapar, mirar y buscar la pareja entre todas las cartas es muy estimulante. Los comentarios positivos y felicitaciones por los logros serán el reforzador perfecto.

Trabalenguas, versos y sopas de letras son otras actividades entretenidas y que se pueden aprovechar para que internalicen el inglés. Lo importante es mantener la constancia. Con solo unos minutos al día se puede lograr el objetivo. Sin duda, estas prácticas caseras son muy efectivas, pero si quieres ver mejores resultados, puedes recurrir a nuestras clases particulares de inglés en Valencia. La metodología y la experiencia de una profesora de inglés titulada serán tu mejor apoyo.

Ellos también lo necesitan. Aprender inglés con los hijos puede ser divertido
5 (100%) 1 vote